Día 1 Llegada a Marrakech :

Llegada al aeropuerto de Marrakech por su propia cuenta, recepción en privado y traslado al Hotel o Riad. En función de la hora de llegada, usted podrá disfrutar de un primer contacto con las maravillas de Marrakech, así como de la plaza principal de esta exótica ciudad, conocida como Djamaa el Fna.

Día 2 Marrakech – Essaouira :

Desayuno en el riad y iniciamos el tour de 15 dias por Marruecos, salida hacia el pequeño puerto pesquero de Essaouira, situada en la costa sur, con más de 6 kilómetros de playa. En la ciudad, se puede Essaouiraver el museo de artesanía de madera situado en un antiguo palacio, la vieja torre de vigilancia y la Skala del puerto, desde donde se puede contemplar la costa, las islas y toda la ciudad, la Puerta de la Marina, que comunica el puerto con la ciudad o asistir a la subasta de pescado en el puerto ,Las intrincadas callejuelas de la medina son el interesante escaparate del trabajo de joyeros, orfebres y los artesanos de marquetería (cedro y ébano), instalados en los talleres subterráneos de los bastiones de la ciudad, en cuya parte superior todavía podemos ver algún cañón español de los siglos XVI y XVII, alojamiento en un Riad en la medina.

Día 3 Essaouira – Rabat :

Desayuno y salida, bordeando la costa hacia Rabat, capital administrativa y política del país. Recorreremos el barrio diplomático, el Palacio Real, el Complejo del Mausoleo de Mohamed V y la Torre de Hassan. En el siglo XII, Yacoub el-Mansour, el gran conquistador almohade, eligió esta ciudad para simbolizar su esplendor. Pero la historia ya había pasado antes por Rabat. Los Merínidas le rindieron homenaje, construyendo la metrópolis de Chellah sobre la antigua ciudad romana de Sala. en ruta, realizaremos una breve visita panorámica a Casablanca. alojamiento en Hotel.

Día 4 Rabat – Assilah :

Después del desayuno, y siguiendo por la costa, continuaremos nuestra ruta hacia Asilah, joya de la arquitectura hispano-morisca. La pequeña y discreta ciudad de Asilah está como adormecida detrás de sus puertas azules, verdes y amarillas. Asilah fue romana, española, y portuguesa. Baluartes, torres y murallas orgullosas permiten hoy realizar pacíficos paseos al borde del mar, así como degustar exquisitas frituras de pescado en sus reputados restaurantes.

Día 5 Assilah – Tanger – Chefchaouen :

Desayuno y salida hacia Tánger, donde realizaremos una breve visita panorámica a la ciudad. Continuaremos el viaje adentrándonos en el Rif y llegando a Xaouen por la tarde. Chefchaouen, es una de las ciudades más agradables de Marruecos. Ciudad santa, posee una veintena de mezquitas y santuarios, ciudades felices, sus callejuelas, pavimentadas con guijarros, conducen hasta una serie de placitas sombreadas, alojamiento en un Riad.

Día 6 Chefchaouen – Fez :

Tras el desayuno, dispondremos de tiempo libre para visitar la ciudad antes de salir hacia Fez, bella ciudad fundada en el siglo VIII. Fez es la más antigua de las ciudades imperiales marroquíes, con una medina que nos traslada al siglo XIII, con los artesanos agrupados por calles y actividades que recuerdan a los antiguos gremios, conviviendo con los campesinos que huyendo de la sequía de los últimos años, llegan hasta aquí. alojamiento en un Riad

Día 7 Fez – Visita de Fez :

Día libre en la ciudad. Capital intelectual y artesana, la más imperial de las ciudades de Marruecos, Fez es la perla del mundo árabe, el lugar de las grandes sensaciones. aquí, como en Florencia o en Atenas, el viajero viene a buscar el tesoro de una civilización, la Inagotable riqueza de una vida generosa y variada hasta la profusión, donde reina la Sensualidad del sol, de los colores, de los sabores. En Fez se encuentra, con seguridad, todo lo que uno ama. Aquí nadie sabe dónde termina el placer del espíritu y dónde empieza el de los sentidos. Con el refinamiento de sus palacios y la sensualidad de su vida, Fez, ciudad única, invita a realizar Múltiples viajes.

Día 8 Fez – Ifrane – Midelt – El desierto de Merzouga :

Desayuno. Salida hacia las montañas del Medio Atlas donde habitan comunidades de pastores beréberes de tradición semi-nómada. En ruta, atravesaremos la localidad de Ifrane, “la Suiza Marroquí”, y disfrutaremos con la panorámica que nos ofrecen los maravillosos bosques de cedros, donde podremos observar a la colonia de monos que allí habita. A partir de aquí dejamos el bullicio de las grandes ciudades y nos encontramos con una población amable y tranquila, dedicada a la agricultura y el pastoreo. Dejando atrás el Medio Atlas, nos adentramos en las montañas del Alto Atlas hacia Errachidia pasando por las gargantas y el valle de ziz, luego más tarde Erfoud para llegar a Merzouga allí donde nos alojaremos en un hotel en el pie de las dunas.

Día 9 : Merzouga – Erg chebbi y su Alrededores :

Desayuno y salda del albergue por una de las pistas que utilizaban en el « Rally París-Dakar ». Pasaremos hacia el otro lado de las dunas visitando los 2 oasis de Merzouga, las tierras nómadas, el pueblo de Khamlia (donde viven negros originarios de Mali), las minas de Mifiss, las mesetas desérticas, los campos nómadas bereberes, y el oasis Tissadmine. Regresaremos al albergue para almorzar, y descansar. Por la tarde, seguimos la aventura a lomos de los camellos que a paso lento nos llevaran a las haimas, atravesando la amplia extensión de arena dorada disfrutando del maravilloso paisaje que nos ofrece el atardecer en el desierto. Esta noche será especial. Dormiremos en las dunas en tiendas nómadas (haimas), y disfrutaremos de una cena Bereber, música y apreciaremos el espíritu del desierto con un indescriptible cielo estrellado como pocas veces se ven. Cena y alojamiento en haimas en las dunas.

Día 10 Merzouga – Rissani – Grgantas del Todra – Gargantas del dades :

Hoy es un dia que tenemos que levantarse Temprano y subir en lo alto de una duna para ver la amanecer, luego, después de un buen desayuno, saldremos a visitar el pueblo de Risani Esta localidad es atractiva tanto por su entorno como por su historia. Está considerada como la heredera de la mítica Sijilmassa, antigua capital del Tafilalet que llegó a contar con más de 100.000 habitantes. De esta esplendorosa ciudad sólo han llegado a nuestros días algunos vestigios cerca del oued Ziz. Rissani es ante todo una ciudad santa, la leyenda cuenta que en el siglo XII se produjo una tremenda sequía que asoló el Tafilalet y que los jefes locales pidieron a un descendiente de Mahoma, Hassan el Alaoui, que viniera de Arabia para ver si su influjo benéfico atraía a la lluvia, y así fue. De esta forma se instaló en el Tafilalet el antecesor de Mulay el Rachid, que daría origen en línea directa a la dinastía reinante en Marruecos. Después nos desplazaremos a Erfoud donde visitaremos las canteras de fósiles con antigüedad superior a 350 millones de años. Continuaremos hasta llegar a las famosas Gargantas del Todra, uno de los puntos más fuertes del sur de Marruecos, lugar predilecto de escaladores y amantes de senderismo, tiempo libre para almorzar y dar un paseo, y por la tarde Terminaremos nuestro recorrido en el Valle del Dades. Cena y alojamiento en Hotel.

Dia 11 Gargantas del dades – El kalaa M’gouna- Skoura – Ouarzazate :

Desayuno y Salida hacia el Valle de Dadés por la « Ruta de las mil kasbas ». Visitaremos las Gargantas del Dadés, luego seguimos por una carretera que nos conduce hasta las rosas, miles y miles de rosas que perfuman El Kelaa M’Gouna, la más bella de las rosaledas del valle donde, en el mes de mayo se celebra la fiesta de las rosas. Danzas y cabalgatas se suceden bajo una lluvia ininterrumpida de pétalos. ¿Sabías que hace falta una tonelada de pétalos para obtener un litro de extracto de rosas? Pasaremos por SKoura que es un gran palmeral, y El estado de la mayoría de las kasbas que concentraban en ese palmeral, se encuentran en un estado deplórale, la más importante ellas, es la de kasbah taourirten ouarzazate y Amerhidil de camino a Ouarzazate, visita de la Kasbah y luego seguiremos dirección Ouarzazate, visita de la Kasbah de Taourirt y por la tarde acabaremos en un pueblo bereber allí donde pasaremos la noche.

Día 12 Ouarzazate –Kasbah de Ait ben haddou – Marrakech:

Desayuno y salida hacia Marrakech, atravesando de nuevo el puerto de Tzn Tizka, a unos 2.260 metros de altitud, el “puerto de los pastos”, el paso más alto de las carreteras de Marruecos. Aunque sometidas a vientos muy violentos, las altas praderas encaramadas sobre las vertientes del Alto Atlas sirven de pastos en verano. En ruta visitaremos la famosa kasbah de Ait Ben Haddou, que ha sido declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO y que es, sin duda, el pueblo fortificado (ksar) mejor conservado. Llegada a Marrakech a última hora de la tarde. Cena y alojamiento en Riad.

Día 13 Marrakech – Visita de la ciudad Roja :

Un día dedicado a la visita de la ciudad roja, Marrakech, comenzando por los jardines de la Menara con su estanque, las tumbas Saadianas donde se encuentran los fundadores de la ciudad, el Palacio de la Bahía, residencia del antiguo visir; la Koutobia, espléndido minarete, para terminar en la inenarrable Plaza de Djemaa El Fna, en la mañana un grandioso zoco y en la noche un mágico espectáculo. Cena y alojamiento en Riad.

Día 14 Excursion a las cascadas de Ouzoud o Al Valle de Ourika (ida y vuelta a Marrakech) :

Día 15 Marrakech – Aeropuerto :

Desayuno y tiempo libre hasta la hora del traslado al aeropuerto. Traslado y fin de nuestro servicio.